Como organizar tu armario y librarte de la ropa que sobra by Elisabeth Torres

08 febrero


¿Tienes el armario hecho unos zorros y necesitas deshacerte de lo que ya no necesitas para poder organizarlo bien? A continuación te vamos a dar unas claves para que, paso a paso, consigas que tu armario luzca mejor que nunca, aunque mantenerlo así de ordenado es tarea tuya. Atenta:


1. Saca toda tu ropa y los complementos del armario. Déjalo completamente vacío.

2. Selecciona y separa la ropa que quieres de la que no. ¡Pero sé honesta y quédate con que 
realmente vas a utilizar!

3. Separa la ropa de la que quieres deshacerte entre la que donarás o la que irá a la 
basura (algunas prendas las utilizamos tanto que no tienen un segundo uso).

4. ¡Limpia el armario! Pasa un trapo para quitar bien el polvo.

5. Es hora de organizar el armario: primero la ropa que va en perchas, que mayormente 
son pantalones, camisas, sudaderas y chaquetas. A su vez puedes dividirla por ropa para 
el día a día y para trabajar. O ropa más arreglada. O como mejor se adapte a tu situación. 
También te aconsejamos que escojas perchas de madera o de plástico, pues la de 
alambre acaban por rendirse y al final siempre tienes la ropa mal colgada o caída.

6. Ahora coloca los jerséis y las camisetas (pierde un poco de tiempo de doblarlos 
bien para que ocupen el espacio que realmente precisan).

7.  Es la hora de ordenar los zapatos, que normalmente van en la parte inferior. 
Si aún conservas las cajas, o tienes algunas, seguro que puedes guardar aquellos que 
estén fuera de temporada o que utilices menos. Un truco es que en una misma caja seguro 
que puedes quitar de vista los tres pares de chanclas que tienes para el verano.

8. Si aún tienes espacio, también puedes dedicar un hueco para las toallas y la ropa de cama.

9. Y ahora viene lo peor: ¡organizar la ropa interior, las bufandas y los complementos! 
He aquí unos trucos:

-      Bufandas y pañuelos: si no tienes muchos puedes utilizar una percha en la que atarlos y queden bien organizados. Si resulta que tienes bastantes, destina un cajón para ellos, pero aquí un truco: utiliza tubos de cartón de manera que queden bien aprisionados dentro y no se líen unos con otros.
-     Ropa interior: conseguir que el cajón de la ropa interior quede bien organizado puede llegar a ser una odisea. Varios trucos: si el cajón es pequeño, tipo cuadrado, enrolla los calcetines y ponlos “de pie”, de manera que al tirar de ellos salgan sin dificultad. Y si dispones de un cajón grande, tipo rectangular, coloca separadores de madera, o estructuras con varios separadores, para conseguir que no se mezcle todo.
-      Complementos: siguiendo la línea anterior, utiliza separadores para que cada cosa tenga su apartado. Si tienes por ejemplo muchos pendientes puedes pegar en el interior de la puerta del armario un pequeño tablón de anuncios en el que pinchar y organizar tus pendientes.


¡Y listo! Haz lo mismo cada cierto tiempo y verás que todo acaba por estar bien ordenado. 





¿Que te han parecido estos consejos de Adriana?

Entrada de la Semana

Planificadores semanales

De nuevo estoy por aquí para dejaros unos planificadores molones para planificar toda la semana. Nosotras las estudiantes, ¿que haríamos si...

Seguidores